Perchas de trapillo

Hola:

Aquí estoy de nuevo dando vueltas a la cabeza a ver qué más cosas se pueden hacer con trapillo, y mirar qué idea más chula he encontrado por ahí:

 

 

Forrar perchas de alambre con trapillo, la verdad es que quedan monísimas y la ropa apoya mejor.

Espero que os gusten.

Byeeeee, y hasta la próxima 🙂

 

Monedero en patchwork

Aquí os dejo un monedero hecho en patchwork que me han regalado recientemente 🙂

 

Este no lo he realizado yo, sino una buena amiga que tiene unas manos estupendas para la costura e imaginación para el diseño, porque no creáis que lo ha hecho siguiendo un patrón, sino que con retales que tenía en casa ha ido haciendo las piezas, luego imaginó el dibujo que esas piezas irían formando y después a coser …. y aquí tenéis el resultado final.

Además podéis usar trocitos de tela que os hayan sobrado de otras labores y así reciclamos 😉

Espero que os guste, porque a mí me encanta!!

Hasta la próxima…

Reciclar, decorar y ordenar

Holaaa de nuevo:

Intento siempre reutilizar cosas que me pueden servir para otras.

Os dejo un par de ejemplos que creo que pueden ser útiles, espero que os gusten y que copiéis la idea, porque así ayudamos a contaminar menos 🙂 y a reutilizar objetos.

Unos botes de cristal de tomate frito, mermeladas o cualquier otro producto, pueden servir para guardar algodón, bastoncillos, gomas y horquillas del pelo, o cualquier otra cosa,  y además quedan muy monos 🙂 en el cuarto de baño.

Los adorno con lacitos, que son mi pasión, también reciclados, por ejemplo los que vienen en el interior de las camisetas para colgarlas en las perchas, personalmente jamás cuelgo una camiseta en una percha, con lo cual, corto todos esos lazos y después los uso para decorar otras cosas. También puedes poner una goma del pelo como he hecho yo en el bote pequeño.

Otra cosita que puedes hacer para reciclar,  es forrar una caja de zapatos con un papel bonito y la plastificamos para que nos dure un poco más o usar cualquier caja que te guste. Dentro de ella, pones rollos de papel higiénico que siempre tiramos a la basura, y dentro de estos,  colocas los lápices de colores de tus hijos, por lo que quedarán recogidos y ordenados por tipo, rotuladores, pinturas de madera, de cera, etc.

Este tipo de manualidad la puedes hacer con los niños, es divertido y ellos participan ayudando a decorar la caja. Además les enseñamos que reciclar es importante y que hay muchas cosas que tiramos a la basura pero que con un poco de imaginación se pueden reutilizar.

Espero que guste 🙂 …. byeeeeeeeeee.

 

Colgador de pendientes

Hola:

Estos días he estado pensando que podía regalar a un par de amigas y se me ocurrió hacer unos cuadros para colgar pendientes. Además de que son muy monos y adornan, son útiles para dejar a mano los pendientes que uses más a menudo.

 

Los he hecho con unos marcos de fotos, quitando el cristal, con tela de saco para poder colgar los pendientes en los agujeritos, y con unas puntillas para darle un toque “cuqui” :), estas van cosidas a la tela de saco y luego esta va pegada al marco.

Espero que os gusten y uséis la idea para regalar, ya que sale económico y además puedes reciclar. Para la tela de saco puedes reutilizar  cualquier saquito de carbón que os hayan traído los Reyes Magos jeje, y para adornar puedes usar puntillas o cintas que tengas en casa.

Ya sabes ahorras, reciclas y haces un regalo hecho con mucho cariño y con tus propias manos.

Un abrazo grande y hasta la próxima 🙂

Sonia

Posavasos ganchillo

Holaaaaa:

Más ideas para hacer a ganchillo, unos posavasos monísimos y además aprovechas los restos de lana que te van quedando de otros trabajos. Si no usas los posavasos, puedes hacerlos un poquito más grandes, 1 o 2 vueltas más dependiendo del grosor de la lana y te sirven de agarraderas…pero cuidado con el tipo de lana para que no traspase el calor si es muy fina.

También quedan muy monos colgados con cintas a diferentes alturas, como adorno.

Besosss y hasta la próxima 🙂

 

Mi silla plateada

Aquí tenéis el antes y el después de esta silla.

 

 

Compré esta silla en una tienda del Rastro y estaba llena de pequeños agujeros  porque había sido habitada por unos okupas…jejeje, pues bien, después de trabajar con ella, cosa que me llevó su tiempo…me ha quedado así.

Tapé los agujeros, limpié la madera, retiré el tapizado antiguo, pinté con una selladora y luego polvos plateados con gomalaca… y por último hice lo que pude con la tapicería…. y la verdad, es muy útil como descalzadora.

Hasta la próxima 🙂

Restaurar, reciclar, crear

¿Por qué pensar que un mueble viejo ya no vale para nada?, bien porque está pasado de moda o bien porque se ha estropeado con el paso del tiempo. La verdad, es que yo pienso que un mueble viejo tiene mucho encanto e historia, ha pertenecido antes a alguién, ha estado en algún otro lugar, etc., si estos muebles pudieran hablar, la de cosas que podrían contarnos.

Reconozco que a mí, lo antiguo y lo viejo me llaman especialmente la atención y con un simple lijado y una pintura, puede quedar como nuevo.

Además, todo lo que se pueda reutilizar y darle un aire nuevo con tus propias manos, merece la pena.

Aquí os dejo una foto de mi mesilla, era de color oscuro y con un tirador totalmente oxidado. Depués de trabajar un poco con ella, la he dejado así….espero que os guste.

Byeeee

 

La mesa de mi abuela

El primer mueble que restauré fue esta mesa. Perteneció a mi abuela y como os podréis imaginar para mí era un reto, era muy antigua, tenía varias capas de pintura y además me tenía que quedar bien porque es un recuerdo familiar, con lo cual la presión era mayor.

Trabajé mucho para decaparla, lo hice con pistola de calor y lijadora, ya sabes con mucha paciencia y cuidado, pues te puedes cargar el mueble, luego una capa de selladora y un par de capas de pintura, hice el estarcido de las esquinas y por último le dí una cera blanquecina, con su correspondiente pulido y la verdad, quedé encantada con el resultado final, y mi familia también 🙂 …. ufff menos mal.