Posavasos ganchillo

Holaaaaa:

Más ideas para hacer a ganchillo, unos posavasos monísimos y además aprovechas los restos de lana que te van quedando de otros trabajos. Si no usas los posavasos, puedes hacerlos un poquito más grandes, 1 o 2 vueltas más dependiendo del grosor de la lana y te sirven de agarraderas…pero cuidado con el tipo de lana para que no traspase el calor si es muy fina.

También quedan muy monos colgados con cintas a diferentes alturas, como adorno.

Besosss y hasta la próxima 🙂

 

Carteles o letreros en ganchillo y fieltro

¿Queréis hacer un regalo original y barato?

Os propongo estos cartelitos con el nombre de la persona a quién va dirigido el regalo, o puedes poner lo que tu quieras… “gracias”, “te quiero”, “hola”, “adiós”, etc, etc.

La base se hace con trapillo y tejido a ganchillo y las letras son de fieltro y van cosidas a la base, si te interesa alguno los hago por encargo, contacta conmigo sin compromiso 🙂

 

Un cuello de punto para mi taza

Como ya he escrito otras veces, soy fan de los cuellos…los hago para todos y para todo, de punto a dos agujas o de ganchillo, decorados o lisos, etc….el caso es hacer un cuello 🙂

Os dejo una foto del último, ya que mi taza de café no iba a ser menos…y si en la familia todos tenemos nuestro cuello, pues ella también.

Hasta la próxima.

 

Hoy va de alfombras

Holaaaaa

Sigo trabajando con uno de los materiales que mas me gusta:  el trapillo.

He hecho estas dos alfombras, una redonda con aguja del 8 y otra cuadrada con aguja del 12.

El utilizar dos tipos de agujas diferentes, es porque el trapillo al ser tiras de algondón reciclado, unas pueden salir mas gruesas que otras y por eso dependiendo del grosor utilizo uno u otro tamaño de aguja.

La alfombra cuadrada me ha costado mucho trabajo, porque el trapillo gris era muy grueso y casi acabo con una tendinitis de hombro 🙂

Hasta la próxima amig@s.

 

 

Taller de punto en compañía en ASP Madrid

Hace unos días tuve el placer de compartir con un grupo estupendo de mujeres, un rato muy entretenido tejiendo en las instalaciones de ASP Madrid (Acción Social Protestante), asociación sin ánimo de lucro donde realizan una gran labor social.

La idea era aprender a hacer unos cuellos de punto, monísimos para el invierno.

Algunas de ellas sabían tejer, pero lo tenían algo olvidado, pero la mayoría era la primera vez que cogían dos agujas y se ponían manos a la obra.

La verdad, es que fue estupendo ver como tenían interés y cogían sus primeros puntos, tenían muchas ganas de aprender y me encantó la experiencia.

Gracias a Susana y a Esther, que coordinan estos encuentros, los EEMI, espacio  encuentro mujeres inmigrantes, donde comparten un rato haciendo alguna actividad y pueden aprender algo nuevo y desconectar.

Ese día eligieron uno de mis talleres de punto y les doy las gracias por ello,  porque ya sabéis que tejer desconecta, motiva y además divierte, os animo a probarlo 🙂

 

Mi chal de ganchillo

Gracias a Olga de http://teje-mundos.blogspot.com.es/, que me enseñó y me guió con el patrón, estoy trabajando en este chal, al principcio me costó cogerlo, pero cuando ya lo pillé, ví la luz….. y me salían solos los puntos :P.

Lo estoy haciendo con aguja del 5 y en este color rosa palo que me encanta.

Aún no lo he terminado, pero me está quedando monísimo.

Mega punto

Os dejo una foto de mi última adquisición. Me he hecho con este set de maxipunto para hacer una mantita de cuna, a ver que tal me queda. Luego la voy a adornar con algún detalle a ganchillo, ya os la enseñaré cuando la tenga terminada.

No sé como me voy a apañar para tejer con agujas del 20, cuando normalmente uso las del número 8 🙂

La verdad es que la lana es muy suave y tiene un tacto muy agradable, el modelo se llama Super Big y la marca Schachenmayr SMC.

Corazones de ganchillo

Con esos trocitos de lana que te sobran después de haber realizado algo en punto o ganchillo, puedes aprovecharlos para hacer estos corazones de ganchillo, que son una monada.

Los puedes utilizar para decorar cajas, un empaquetado de un regalo, colgarlos en paredes, puertas o incluso del arbol de Navidad, usa tu imaginación y colócalos donde más te gusten.

Si quieres aprender a hacerlos, ya sabes contacta conmigo 🙂