Mi silla plateada

Aquí tenéis el antes y el después de esta silla.

 

 

Compré esta silla en una tienda del Rastro y estaba llena de pequeños agujeros  porque había sido habitada por unos okupas…jejeje, pues bien, después de trabajar con ella, cosa que me llevó su tiempo…me ha quedado así.

Tapé los agujeros, limpié la madera, retiré el tapizado antiguo, pinté con una selladora y luego polvos plateados con gomalaca… y por último hice lo que pude con la tapicería…. y la verdad, es muy útil como descalzadora.

Hasta la próxima 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ ocho = diecisiete