La mesa de mi abuela

El primer mueble que restauré fue esta mesa. Perteneció a mi abuela y como os podréis imaginar para mí era un reto, era muy antigua, tenía varias capas de pintura y además me tenía que quedar bien porque es un recuerdo familiar, con lo cual la presión era mayor.

Trabajé mucho para decaparla, lo hice con pistola de calor y lijadora, ya sabes con mucha paciencia y cuidado, pues te puedes cargar el mueble, luego una capa de selladora y un par de capas de pintura, hice el estarcido de las esquinas y por último le dí una cera blanquecina, con su correspondiente pulido y la verdad, quedé encantada con el resultado final, y mi familia también 🙂 …. ufff menos mal.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ tres = once